¿Cómo limpiar una bicicleta eléctrica de manera correcta y sin riesgos?

Publicado por Josué Pérez en

Muchas personas piensan que limpiar una bicicleta eléctrica es una tarea muy difícil de llevar a cabo, pero lo cierto es que no es tan distinto de cómo se limpia una bicicleta convencional.

Desde luego, en una bicicleta con motor hay partes sensibles que requieren de mayor cuidado de tu parte y precisamente serán explicadas en este artículo.

En las próximas líneas te enseñaremos qué se debe hacer y que debes evitar cuando haces la limpieza de tu bicicleta.

¿Se puede usar agua para limpiar una bicicleta eléctrica?

limpiar bicicleta con agua y jabón

La respuesta es sí, sobre todo si se ha ensuciado de barro, sin embargo, nunca debes utilizar agua a presión y debes tratar de utilizarla en la menor cantidad posible.

Si utilizas agua a presión para limpiar una bicicleta eléctrica el agua puede filtrarse en las cavidades del motor, en el interior de los tubos del cuadro o en los rodamientos, esto haría que se deteriore más rápido y se oxide.

Es mejor que utilices una manguera con presión baja para limpiar el cuadro, manubrio y demás tubos de la bicicleta, ayudándote de una esponja suave y algunos panes.

En caso de que haya suciedad adherida, difícil de sacar, frota suavemente y espera un poco a que se desprenda. Aplicar demasiada fuerza puede rayar la pintura.

¿Cada cuánto hay que limpiar la bicicleta?

La frecuencia con la que se debe limpiar la bicicleta depende enteramente de cada persona, hay quienes hacen una limpieza breve para retirar el polvo cada vez que salen, otros en cambio no lo consideran tan necesario.

Lo cierto es que la suciedad se acumula en las ruedas, cambios y suspensión a medida que la utilizas, pero esto también dependerá del terreno por el cual transites.

Si sueles pedalear por terrenos de arena y barro, necesitarás limpiar tu bicicleta con más frecuencia que si solo andas por el pavimento.

Jabón sí, pero son mejores los productos especializados

Otra duda frecuente de cómo limpiar una bicicleta eléctrica es si debes utilizar jabón y la respuesta es sí, siempre y cuando sean suaves y no abrasivos, cómo los limpiadores de grasa para la cocina que están totalmente contraindicados.

Lo más recomendable es utilizar agua jabonosa o detergente, que no son agresivos o que inviertas en productos especializados para la limpieza de bicicletas.

Ten en cuenta, que una vez que finalice el proceso de lavado debes lubricar la cadena con un producto específico para tal fin.

Esto te ayudará a alargar la vida útil de la transmisión y de los cambios, además era más cómodo andar en la bicicleta y evitarás accidentes

En mejor que no retires la batería, aunque uses agua

Aunque la batería es un componente eléctrico quién no es compatible con el agua, es mejor que no la retires en el momento de la limpieza.

La batería está sujeta a unos conectores, que quedan expuestos cuando se retira, así que al entrar en contacto con el agua podrían dañarse.

Algunas cajas para las baterías están diseñadas de manera que el agua pase por la parte exterior y no hayan filtraciones, sin embargo, podrías cubrirlo con un plástico y limpiar luego con un paño.

¿Qué hacer si la bicicleta está llena de barro?

Supongamos que llega la bicicleta llena de barro. Lo primero es retirar ese barro con agua sin presión intentando no apuntar a zonas como el motor, la batería o la horquilla.

Si quieres ser más cuidadoso puedes limpiarla con un cepillo de cerdas suaves mojándolo primero con agua y jabón para quitar el barro y después aclarando la bici con una esponja o el mismo cepillo aclarado. De esta forma limpiaremos la bici con la menor agua posible evitando que el agua entre en zonas no deseadas.

Es muy importante retirar bien todo el barro ya sea con la manguera de casa o con el cepillo y que quede bien aclarada, ya que de lo contrario, al secarse pueden producirse rayones en la pintura.

Limpiar una bicicleta eléctrica no es tan distinto de la limpieza de una convencional, solo debes prestar atención a la batería, los cambios y piñones, qué son partes sensibles al agua.